Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


II Trimestre de 2008 - "Jesús es maravilloso" 
Lección 9 

La ternura de su amor 

24 al 31 de Mayo de 2008 

Resumen de la Lección de Escuela Sabática 



li4¡ti«HNJhii^Ji 



"Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban 
sas como ovejas que no tienen pastor" (Mateo 9:36). 



Conocer que Jesús anhela que podamos vivir confiados y seguros en El. Por eso, 
aunque tierno, compasivo y generoso, no minimizó el pecado y siempre fue firme en 
presentar la verdad. 

Entender que Jesús, al relacionarse con la humanidad; quiso mostrarnos cuanto Dios 
nos ama; y que misericordiosamente se humilló en él por nuestra felicidad eterna. 
Decidir ser como Jesús en nuestra relación con los demás; bondadosos y reflexivos 
como lo fue El, en la misión de salvar. 



mdrJ,M,l.ldJhdrl^ 



En la misión salvadora de Jesús es importante destacar el amor, la compasión y la miseri- 
cordia divinas como el móvil de esa gracia. El don de la salvación es tan solo la gracia di- 
vina de restaurarnos en nuestra identidad original, según el propósito eterno de Dios para 
nosotros. Por eso Cristo Jesús vino a mostrarnos cuan interesados están en nuestra felici- 
dad; que su ministerio se intensificó en ello y "aunque no toleró el pecado ni redujo el sen- 
timiento de culpabilidad, no trató de condenar sino de salvar". Siempre fue tierno, humilde, 
sensible, atento, generoso, compasivo y amoroso pero firme en presentar la verdad; a fin 
de ayudarnos a ser bondadosos y reflexivos en nuestro actuar por la salvación de otros. 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 I^^^^^^^^^^^^^^^^^^M 

1 . Bondadoso y reflexivo: ¿Qué pretendía hacer Jesús al escribir en el polvo? Sin duda 
alguna la lista de palabras escritas señalaban pecados, pero no pecadores; solo que 
en la bondad divina, quería hacer reflexionar a la naturaleza humana en su condición 
personal, individual; de allí su expresión verbal: "El que de vosotros esté sin pecado, 
que arroje la primera piedra". Afirmando que la autoridad y calidad de hacer juicios solo 
pertenece a Dios y en nuestras relaciones, nuestras actitudes han de considerarse, en 
la oportunidad de encontrarnos frente a su presencia. 

£3 Juan 8:2-11. 

2. Tierno y humilde: ¿Qué quiso decir Jesús, al referir que de los niños es el reino de los 
cielos? La sencillez y humildad de los niños surge de la confianza y el amor que reci- 
ben, por la relación con sus padres y quienes les inspiran seguridad. La ternura del 
amor divino humilló a Dios en Cristo, para proveernos seguridad. Jesús manifestó esa 



sencillez y humildad ante su Padre, como ante la humanidad, características de de- 
pendencia confiada en el amor; vínculo sagrado de las relaciones del cielo y que parti- 
cularmente los niños las poseen. Nada, ni nadie, debe estorbarles en esa relación. 
£3 Éxodo 1:15, 16; 31:15; Mateo 2:16-18; 18:2-6; 19:13-15. 

Sensible y atento: ¿Cuan importante fue para Jesús al cumplir su misión, atender las 
necesidades personales? En la intención de salvar, Jesús siempre fue sensible y aten- 
to a las necesidades humanas, atendió a cada una individualmente. Generalmente va 
al encuentro de quienes con fe lo buscan, en medio de los afanes cotidianos. El encon- 
trarse con Dios implica ser sensible a su amor, escuchar su voz y obedecerla, aten- 
diendo humildemente cada una de sus ordenanzas, no a nuestra manera, sino a la de 
El. Marta estaba atendiendo las cosas a su manera, mientras que María las hacia a la 
de El, en la prioridad de su urgencia salvífica. 
£3 Lucas 2:48, 49; 1 0:38- 42; Juan 1 1 :5. 

Generoso y compasivo: ¿Cuan importante es para nosotros perdonar según Cristo? 
La compasión de Jesús vació la generosidad de su misericordia en perdonar, aun a 
sus enemigos; esa es su identidad natural y debe ser la de todo aquel que desea ser 
parte de la familia del cielo. Por precepto y ejemplo enseñó que es un requisito para 
ello. Perdonar va mas allá de la compasión, es excederse en ella, y si hemos de exa- 
gerar en algo, que sea en nuestra generosidad para perdonar, a fin de hacerlo según 
Cristo. 

£Q Mateo 5:44-48; 26:25; Lucas 22:50, 51 ; 23:34. 

Amoroso pero firme: ¿Cómo podemos ser amorosos y a la vez ser firmes en nues- 
tras relaciones? Cristo manifestó siempre la perspectiva eterna de la redención en ca- 
da una de sus palabras, como en cada uno de sus actos. Por ello, la benevolencia, la 
generosidad, la simpatía que manifestó Jesús hacia la humanidad sufriente, aun al ac- 
tuar radicalmente en los más crueles y rudos actos humanos, manifestaron su más 
tierno amor y compasión. Por ello nuestra responsabilidad es "no suprimir nunca la 
verdad, pero declararla con amor" y mantener el equilibrio correcto entre el amor y la 
gracia en la visión eterna de la Salvación. 
m Daniel 9:24; Mateo 23:25 - 37; Hechos 6:7. 



MdlW.!.JMJIdd:StSnni 



La divinidad de Cristo le proveyó el gozo de dar su vida para ofrecernos la salvación eter- 
na. Pero su humanidad le proveyó el gozo del sacrificio. Y en la fusión de esas naturale- 
zas, su vida se distinguió en única para nuestro beneficio eterno. Este es nuestro maravi- 
lloso Jesús: Modelo perfecto, de quien debemos siempre seguir sus pasos, en la intensi- 
dad de sus andar. 1) Un caminar intenso en la búsqueda del pecador arrepentido aunque 
débil en su fe. 2) Una entrega incondicional al servicio de la humanidad sufriente. 3) Una 
dependencia humilde, obediente y abnegada a la voluntad de Dios el Padre. Sigamos sus 
huellas gozosos en nuestro andar cotidiano "entre tanto que el día dura, porque la noche 
viene cuando nadie puede obrar" Su promesa es fiel: "El estará con nosotros hasta el fin 
del mundo" ¿Estaremos nosotros con Él, en ese fin? 

© Cora Duma Escobar de Villareal 



RECURSOS ESCUELA SABÁTICA 

Rolando D. Chuquimia (rdchuquimia@ciudad.com. ar 

http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 

http://groups.goog le.com. ar/group/escuela-sabatica?hl=es 

Inscríbase para recibir recursos gratuitos para la Escuela Sabática